Propiedades que cumplen con tu búsqueda

 

  • Casa Palma

    Desde aquí se mira un horizonte abierto al oriente y de muy cerca al cerro de la miel…

    El jardín orientado al cerro del tesoro rinde humilde tributo a la abundancia en el color…

    La casa vive entre madera, barro y talavera; vigas, espejos y cantera; piedras, adobe y hierro… conjugados elegante, sobria y naturalmente.

    Ver Detalles

  • Casa al Viento

    Desde lo alto, mientras mira uno al horizonte, la casa se llena de silencio… y llega el viento

    Ver Detalles

  • Casa Azul

    Cálida y luminosa. Funcional y confortable. Ideal para disfrutar la vida con el viento y el sol en espacios placenteros.

    Ver Detalles

  • Casa Ocampo

    Del corazón de Tepoztlán emerge un lugar encantado… desde donde se vive a través de los ojos de un artista. Las curvas en movimiento, las cúpulas, las escaleras y los pasillos llevan todos al encuentro de una mirada hacia adentro, para desde ahí mirar hacia afuera.

    Ver Detalles

  • El Mirador

    Las montañas abrazan este bello bungalow que se ofrece para una vida minimalista en la abundancia de la naturaleza

    Ver Detalles

  • Casa del Sol

    En esta casa el sol llena los espacios desde el amanecer hasta el ocaso.
    Aquí viene uno a disfrutar del gran jardín y de la alberca, que miran de frente al Cerro del Enano.
    De fácil acceso desde Yautepec, recibe los vientos cálidos de su valle e invita a gozar del campo y la luz.

    Ver Detalles

  • Condominio Ixcatepec

    Al final de la calle revolución topa el pueblo de Ixcatepec. Lugar llano con vistas abiertas a las montañas… el condominio rodea jardines hermosos y espacios perfectos para tomarse la vida con calma y en seguridad, dejando que los demás se ocupen de prepararlo todo… mientras que en la casa se organiza una vida de hogar en la luz y calidez de un espacio amplio y funcional.

    La casa es cálida, luminosa y abierta hacia un entorno que rinde tributo a los eternos señores de este lugar…

    Ver Detalles

  • Casa del Ermitaño

    El ermitaño vive en su ermita y cuida de ella…
    apartado de lo mundano vive su soledad mientras contempla
    el milagro de la naturaleza y de la vida misma.

    Desde aquí se mira abierto el horizonte a los cuatro vientos,
    desde allá se mira la casa en la cima, rodeada de arboles
    frondosos que visten con su verdor al paraje de Xixco.

    Ver Detalles

  • Casa del Aguila

    Desde aqui las montañas se miran desde arriba.

    La piedra y adobe de este nicho, por pequeño que parezca, comprende todo lo que uno necesita.

    Ver Detalles

  • Casa Ohtlayo

    Desde aquí el panorama se abre como una rosa de los vientos a vistas espectaculares, tanto en perspectiva como en primer plano, con el Ohtlayo guardando las espaldas

    Ver Detalles

  • Casa Mozóquila

    Por aquí cruzan todos los vientos… Se miran valles y montañas en perspectiva y vegetación endémica en los alrededores.

    Aquí la vida transcurre apacible y los espacios se guardan independientes y luminosos.

    Ver Detalles

  • Ahuehuecalli

    Al traspasar el umbral del hogar de los Ahuehuetes, uno se funde con la energía mágica de árboles señoriales que abrazan el espíritu y detienen el tiempo. Rodea la casa, y le da vida e intimidad a la vez, un jardín paradisiaco en donde, a lo largo de cientos de años, la naturaleza ha crecido libre y exuberante. En las lluvias, el susurro del arroyo de Atongo obsequia al oído ecos de cantarina paz, y la vista lejana de la cordillera tepozteca ofrece una referencia del maravilloso mundo externo que la rodea.

    Desde aquí los árboles centenarios miran al Tepozteco y beben del río de Atongo.

    La casa es cálida, luminosa y abierta hacia un entorno que rinde tributo a los eternos señores de este lugar…

    Ver Detalles

  • Casa Agua

    Sobria. Elegante. Perfecta.

    Ver Detalles

  • Casa de Oriente

    Desde el corazón de una manzana mira la deslumbrante montaña esta casa. Sobria, elegante, mística, con un espíritu oriental emerge de entre 3,500 metros de patios, terrazas, jardines abiertos, jungla… en muros altos, lisos, de tierra, a la sombra de los árboles.

    Aquí el agua refleja la luz un mundo lejano y misterioso en donde el tenue sonido de una gota se escucha en el eco del propio silencio

    Ver Detalles

  • Casa de las Palmeras

    Ecléctica, minimalista, cómoda y práctica, esta casa ofrece una vida hacia afuera, desde donde la montaña luce rosada en las tardes de sobremesa, luce sóla al fondo de un jardín de frisbie y balón y luce contorneada por la luna o las estrellas desde una gran terraza desde donde se mira todo

    Ver Detalles

  • Casa de los Árboles

    La ubicación de esta casa permite hacer todo a pie, disfrutando de las caminatas alrededor del Valle de Atongo y de la cercanía de la vida del pueblo.
    La casa esta rodeada de árboles magestuosos y una barranca por la que corre el alegre cantar del agua al unísono con las risas alrededor de un jardín lleno de vida y color.

    Ver Detalles

  • Casa de los Ciruelos

    La casa invita al sutil encuentro con el campo y la montaña
    y ofrece una vida al resguardo de los ciruelos que habitan en ella, al bordo de la barranca y mirando a donde se pone el sol.

    Desde este rincón feliz de Amatlán la montaña se ofrece amorosa y rodea entera a esta casa, plena de detalles que mezclan adobe con piedra, tejamanil con metal, juegos de luces con madera, barro, cristal…

    Ver Detalles

  • Casa del Cerro del Hombre

    Rojo Tierra. Azul Agua. Verde Vida. Adobe. Madera. Nichos. Ventanas. Pasillos. Tapancos. Terrazas. Balcones. Arquitectura. Diseño. Paz. Luz.

    Ver Detalles

  • Casa entre dos Amates

    La casa entre dos amates es una puerta abierta a la luz.

    Es cuna del campo, de reuniones gratas y placenteras con vistas espléndidas del atardecer desde la gran terraza al pie del estanque y la alberca.

    Aquí se entretejen los sueños de una vida al resguardo de la montaña y el cielo, en medio de un jardín endémico y espacios plenos de vida.

    Ver Detalles

  • Casa Tecoac

    Esta casa de adobe, cálida y luminosa, es una invitación a sentirse en el hogar.

    Afuera todo son flores salpicando el verdor de un jardín maduro. Adentro todo es sencillo y de buen gusto.

    Ver Detalles

  • Quinta Cerro de la Miel

    En este rincón de paz bien puede uno dejar de preocuparse y ocuparse en uno enteramente.

    Es un conjunto de cabañas en donde el Cerro de la Miel derramó sus bondades y dejó que la naturaleza se manifestara plena y absoluta, para que los que llegan se encanten con la armonía de un espacio.

    Ver Detalles

  • Rancho de Dios

    Entre ocotes y encinos vive esta casa en total espíritu de campo.

    Al borde del corredor biológico del Chichinautzin, este rancho se acerca a Dios y se compromete a resguardar su hogar…

    Ver Detalles

... por ubicacion



Contacto